Cuáles son los fallos de seguridad informática más frecuentes

Cuáles son los fallos de seguridad informática más frecuentes

La informática y las tecnologías de la información (TI) se han convertido en herramientas fundamentales para que personas, empresas y administraciones puedan realizar sus tareas y procesos habituales. En este entorno, los fallos de seguridad en informática son uno de los mayores riesgos a los que se enfrenta un negocio, teniendo un gran impacto en su actividad e imagen cuando se producen.

Una brecha de seguridad en una empresa puede implicar, desde interrupciones en su actividad diaria, pasando por pérdida de clientes y ventas, hasta sanciones económicas por exponer información sensible.

Principales fallos de seguridad informática

Sufrir un fallo de seguridad es una situación que sufren habitualmente las empresas, por lo que es importante contar con medidas de protección, prevención y actuación para poder estar preparados. Veamos cuáles son las principales amenazas de seguridad informática que existen.

Contraseñas débiles

Uno de los mayores fallos en ciberseguridad está relacionado con el uso de contraseñas poco seguras o débiles

Las empresas deben obligar al uso de contraseñas seguras por parte de sus trabajadores y clientes. Es decir, forzar la creación de contraseñas largas, que intercalen mayúsculas y minúsculas, que contengan números y que incluyan algún símbolo.

Con una contraseña sólida, los ciberdelincuentes tendrán muchas más dificultades para poder descifrarlas.

Actualización de sistemas y software

Otra de las principales amenazas de seguridad en una empresa está relacionada con la no actualización de sus sistemas operativos y software. Las últimas versiones siempre incluyen parches y actualizaciones que corrigen vulnerabilidades conocidas e implementan nuevas medidas de protección y seguridad.

No utilizar herramientas de protección

Existen muchas herramientas especialmente diseñadas para la protección de la infraestructura TI de una empresa, tanto a nivel de hardware (firewalls, por ejemplo), como de software (antivirus, antimalware…).

No implementar este tipo de sistemas de protección hace que la empresa sufra mayores fallos de seguridad informática, recibiendo ciberataques contra sus servidores y sistemas (ransomware, denegación de servicio, inyección SQL y similares).

No disponer de un sistema de copias de seguridad

Un fallo en seguridad informática que cometen muchas empresas es no contar con un buen sistema de copias de seguridad. Con una copia de seguridad automatizada y periódico, la empresa puede recuperar sus sistemas e información de forma rápida y eficiente cuando sea necesario.

Mala formación en seguridad de los trabajadores

Los usuarios son los culpables de la mayoría de los fallos informáticos relacionados con la seguridad de una empresa. Por este motivo, es muy importante implementar en la empresa una cultura de ciberseguridad. Esta debe ir acompañada con un buen plan de formación de los trabajadores en materia de seguridad informática.

Si los empleados de un negocio son conscientes de los riesgos informáticos existentes y cuentan con los conocimientos y habilidades en seguridad necesarios, las amenazas de seguridad para el negocio serán mucho menores.

Política de seguridad poco eficiente

Los fallos informáticos de seguridad vienen muchas veces relacionados con una mala política de ciberseguridad. Desarrollar una política moderna y eficiente de seguridad debe ser una de las prioridades de cualquier negocio, pues ayuda a minimizar los riesgos y actúa como una guía a seguir en caso de ser víctimas de un ataque.

Asignación de permisos de usuarios

Otro punto clave para la seguridad informática es la asignación de permisos de usuario. Si la empresa no da los permisos de acceso a datos y sistemas teniendo en cuenta el rol de cada empleado o usuario, los riesgos de que se vean expuestos son mucho mayores.

Una correcta asignación de permisos permitirá que los trabajadores y usuarios solo accedan a aquellas herramientas e información necesaria para realizar sus actividades o tareas, minimizando los riesgos en seguridad (evitando robos internos, por ejemplo).

Deficiente protección de las redes

Las redes empresariales son fundamentales para el funcionamiento del negocio (redes wifi, acceso a internet por cable, red interna…). Una mala protección de estas redes eleva el riesgo en ciberseguridad del negocio.

Por ejemplo, es importante implementar un sistema de acceso vía VPN para los teletrabajadores. Así podrán realizar su trabajo de forma remota sin poner en riesgo los datos y sistemas de la empresa.

Dispositivos ocultos

Muchos fallos de seguridad se producen por la presencia en las redes empresariales de equipos ocultos a los ojos de los administradores. Es decir, dispositivos que utilizan los usuarios sin permiso de los administradores (móviles, tabletas, portátiles, etc.).

Gestionar de forma eficiente los accesos a red de todos los dispositivos y utilizar una consola de ciberseguridad son imprescindibles para evitar que existan equipos conectados a la red de la empresa que no estén supervisados por los administradores.

Los fallos de seguridad informática producen grandes pérdidas a las empresas y las sitúan en posiciones de debilidad ante sus principales competidores.  En peritoinformatico.es somos especialistas en seguridad informática y te ofrecemos nuestros servicios para que puedas mejorar la seguridad de tu negocio y así evitar fallos informáticos y amenazas de ciberseguridad.

Le asesoramos en peritaje informático

Peritaje informático | Análisis forense | Auditoría informática | Defensa legal por delito informático

Publicaciones Similares